Hungría - viajao...viajes personalizados

2 días en Budapest

Nuestro primer día llegamos sumamente temprano, inmediatamente nos pudimos percatar de que el sistema de transporte es muy organizado y fácil de usar. Como nos gusta caminar mucho y no había tickets de 48 horas optamos por comprar siempre “Single tickets” en el metro con costo de 350 HUF (1.26 USD), puedes comprarlo con efectivo o tarjeta de crédito lo cual lo hace bastante práctico.

Llegamos fácilmente  a nuestro alojamiento, alquilamos un apartamento a través de Booking – CreativeApartments- Chain Bridge. Super económicos y céntrico para realizar el turismo necesario. Estábamos a solo 5 minutos caminando del Budapest Eye donde iniciamos nuestro Free Walking Tour y a tan sólo 15 minutos  del Parlamento. Como hemos comentado antes nos gusta mucho tomar estos tours ya que recorres partes importantes con un local y aprendes un poco de historia.  Nuestro guía (Alex) aunque hablaba un poco rápido nos dio una muy buena introducción de la ciudad de una manera divertida. Recorrimos la Plaza de la Libertad, la basílica de San Esteban (no entramos y lo lindo es subir para tener una linda vista de la ciudad) y finalmente el Parlamento. Luego de allí por nuestra cuenta a unos pasos fuimos a los zapatos en el Danubio lo cual es un homenaje a los judíos que sacrificaban tirando al rio.

 

Luego de 2 horas caminando decidimos que era mejor tomar un descanso y comer antes un poco de la cocina local. Probamos el famoso Lángos que es "Street food" asi como el famoso plato tradicional Goulash.

Luego para relajarnos un poco decidimos irnos a uno de los baños termales más famosos de la ciudad, Széchenyi Thermal Baths. Aquí puedes disfrutar de múltiples piscinas con agua caliente tanto al aire libre como techadas. Para nosotros fue mejor de lo esperado y nos sentimos renovados al salir de allí.

Luego de aquí nos fuimos al hotel para cambiarnos y descasar un poco para luego tomar un crucero por el Danubio para disfrutar vistas espectaculares por la noche de la ciudad incluyendo el majestuoso Parlamento. El mismo duró una hora y fue más que suficiente ya que hacía mucho frío. Esto para mí es un “must” si visitas esta hermosa ciudad. Puedes comprarlo desde antes o incluso ir al puerto a tomar uno de los botes disponibles.

Nuestro segundo día lo tomamos para recorrer la parte de Buda y el castillo, cruzamos a pie todo el puente de cadenas hasta llegar a la zona del Funicular donde se toma un bus o un tren en el cual puedes recorrer zonas de la parte de Buda. Mi recomendación es tomar el bus ya que es mucho más barato. Si deseas puedes subir al funicular para disfrutar de hermosas vistas, pero no te lleva a ningún lado.

Al llegar a la parte de Buda nos tomamos al menos 3 horas para recorrer parte del precinto, la verdad es que recomendaría durar más tiempo en la ciudad para recorrerlo con más calma ya que es muy grande. Mi parte favorita fue Fisherman’s Bastion ya que allí disfrutas hermosas vistas del Parlamento y de Pest.

 

 

Luego de recorrer otros puntos de la ciudad culminamos la noche en Szimpla bar un lugar muy peculiar por su decoración de material reciclado y de su estructura en piedra.

Ya para nuestra mala suerte y con ganas de quedarnos nos tuvimos que marchar al otro día temprano. Para concluir, puedo catalogar Budapest como una de mis ciudades favoritas (Top Five).

Si no quieres leer tanto en resumen ver mi review de la ciudad:

  • Precios:             Barato
  • Transporte:       Muy Bueno
  • Comida:             No mi favorita
  • Volvería:            Mil veces
  • Estadía:               3 noches
  • Mejor tiempo:    Marzo-mayo o Sept-Noviembre
  • Presupuesto:     EUR 300-400 (2 personas)