Ruta de castillos en Escocia en un día

Salimos de Edimburgo a las 6:30 a.m. rumbo al Palacio de Linlithgow, sin embargo no abría hasta las 9:00 a.m. por lo que no pudimos entrar. Nos pasó lo mismo con el Castillo de Stirling, llegamos muy temprano. Luego nos dirigimos al Castillo de Glamis, sin duda vale la pena visitarlo y caminar por sus jardines.  En este castillo fue el lugar de nacimiento de la princesa Margarita, condesa de Snowdon.

El Castillo de Dunnotar se encuentra en Stonehaven y está en ruinas, sin embargo al encontrarse en la costa y sobre un acantilado tiene mucho encanto.

Lo mejor del viaje fue Highland Alpacas. Yo tenía muchas ganas de ver y acariciar alpacas y en Edimburgo el lugar que existe estaba todo vendido, así que luego de buscar en internet encontré Highland Alpacas cerca de Aberdeen. Allí nos atendió una señora muy amable que nos enseñó su granja con cerca de 90 alpacas, nos dejó acariciarlas y nos dijo varios datos curiosos, como por ejemplo que las alpacas no les gusta estar solas. Esto fue totalmente gratuito.

Cuando terminamos nos dirigimos al Castillo de Inverness. Este castillo opera como oficinas del gobierno local y solo esta solo abierto a los turistas en verano. El resto del año se puede visitar los jardines. Se dice que este castillo sirvió de inspiración para que Shakespeare escribiera la tragedia de Macbeth.  

El último castillo que visitamos fue el Castillo de Urquhart. Este castillo se encuentra a orillas del Lago Ness.  Este castillo en ruinas fue destruido en 1692 por los ingleses para evitar que fuera conquistado por los jacobitas. Este es uno de los lugares que recibe más visitas en Escocia debido a su localización. El famoso lago Ness recibió mucha fama por la “existencia” del monstruo que lo habita.

A ninguno de los castillos entramos ya que estaban cerrados, o estaban en ruinas y al final lo que es bonito son las vistas hacia el castillo. Todo el trayecto, sobre todo desde el Castillo de Inverness hacia el Castillo de Urquhart, más adelante Fort Williams y por ultimo a Edimburgo albergan vistas increíblemente hermosas. En este trayecto hay muchos sitios paradores para que puedas disfrutar de las vistas.

Si te gusta acampar esto será de tu interés.  En escocia, la ley de Reforma Agraria de 2003, se permite acampar en la mayor parte del terreno no cercado, simplemente debes seguir una política de <<no dejar huella>>.

Anímate y conoce el norte de Escocia.