Un día por Berna, la capital de Suiza

Berna está construida alrededor del río Aare, un atractivo muy divertido en el verano. Todos los veranos miles de personas saltan al río y lo bajan nadando. Hay muchos puntos donde puedes entrar y salir. Si no te atreves a bañarte, mi recomendación es que vayas a Freibad Marzili y camines hasta el río, desde allí podrás observar cómo la gente se baña en el río. Si después de ver esto, no te animas a saltar, entonces nada lo hará. 

El centro histórico de Berna pertenece am Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Aunque Berna es una ciudad pequeña tiene muchos atractivos, entre ellos están:

Vistas desde Rosengarten

Vistas desde Nydeggbrücke

Bärengraben - es un parque gratis donde hay tres osos Finn, Björk y Ursina (hija de Finn y Björk). Los osos son el símbolo de la ciudad de Berna.

Zytgloggeturm - reloj medieval reconstruido en 1405 

Catedral de Berna

Vistas desde Münsterplattform

Bundeshaus – Palacio Federal de Berna

Vistas desde Bundeshausterrasse 

Si visitas la ciudad en verano, no dejes de visitar algunas de las piscinas públicas, como Freibad Marzili, Freibad Wyler, Lorraine bad. Lo mejor de todo es que la entrada es completamente gratis. 

Transporte público

El transporte público en general en Suiza es bastante caro, sin embargo funciona muy bien. Para moverte por Berna, no es necesario coger el tranvía, ya que todo está a muy poca distancia y cuando estas de vacaciones lo mejor es caminar. 

Shopping

La ciudad de Berna no se caracteriza por ser una ciudad para ir de shopping. Hay unos cuantos centros comerciales, pero apenas tienen tres o cuatro tiendas conocidas. La calle principal para ir de compras es Marktgasse y Kramgasse. Con respecto a high end stores, solo se encuentra Hermes.